La importancia de unas rodachinas adecuadas para tu silla de escritorio

La importancia de unas rodachinas adecuadas para tu silla de escritorio

Hace unas semanas hablábamos de la importancia una base de apoyo para tu silla de escritorio, vimos cómo una calidad adecuada evita averías e incluso lesiones, pero si bien la base es una parte fundamental para el correcto funcionamiento de una silla de escritorio, otros componentes como la espuma del asiento, el cilindro y las rodachinas juegan un papel igual de importante en la determinación de la calidad y ergonomía de una silla de escritorio. En esta ocasión venimos a hablar de rodachinas, complemento esencial de una base para aguantar el peso del usuario y para realizar la rotación adecuada. A continuación te presentamos algunos consejos para escoger adecuadamente el juego de rodachinas para tu silla de escritorio

  1. De acuerdo a tu piso

Probablemente ya te hayas dado cuenta de que existen varios tipos de rodachinas, como con las bases, estas no solo varían en su diseño sino que cumplen una función distinta. Por ejemplo las rodachinas en nylon que vendrían a ser el estándar están diseñadas para pisos tradicionales como lo son madera y baldosa, sin embargo si tienes un piso especial  que se puede rayar con relativa facilidad como lo puede ser un piso vinílico es recomendable que reconsideres tu selección de rodachinas y optes por rodachinas de goma, rodachinas igual de resistentes a las de nylon pero con un acabado en goma que evita rayar y deteriorar tu piso

  1. De acuerdo a tus movimientos

Todos conocemos las rodachinas giratorias tradicionales que te permiten realizar movimientos circulares en tu entorno, lo cual resulta muy útil si necesitas realizar desplazamientos en tu entorno, pero si por el contrario el movimiento de la silla es un problema o un peligro para el usuario como lo sería un niño puedes optar por rodachinas antideslizantes, con las cuales una vez te sientes en la silla dejaran de rodar manteniendo una posición fija, si necesitas el mecanismo a la inversa puedes optar por rodachinas que estén fijas si no estás sentado y que permitan el desplazamiento una vez te sientes

  1. Elige un buen material

Tal como con las bases es importante que verifiques que estás seleccionando un material adecuado de rodachinas, pues si utilizas rodachinas de plástico o algún material de baja calidad estás propenso a averías y a lesiones por lo que te recomendamos rodachinas en nylon, capaces de soportar 30 kg cada una, además de tener un desgaste más lento comparado con rodachinas de una calidad inferior 

En intercaster contamos con variedad de rodachinas y demás componentes para sillas de escritorio ergonómicas, cada una pensada para una necesidad diferente. Somos importadores directos y realizamos mantenimientos por lo que puedes estar seguro de que tendremos los repuestos para aumentar de manera exponencial la vida útil de tu silla de escritorio

¡Contáctanos!

[email protected]

Cel:310-5716326