Entérate cómo puedes hacer de tu espacio de trabajo en casa un lugar más ergonómico y saludable

La situación actual ha llevado a varias empresas y negocios a implementar por primera vez políticas de trabajo en casa. Haciendo que varias personas a lo largo del mundo;  hayan tenido que adaptar un espacio de su hogar para realizar las mismas tarea que estaban acostumbradas a trabajar desde una oficina en las instalaciones de su empresa. En Intercaster sabemos que esto puede no ser una experiencia del todo satisfactoria, es por esto que queremos presentarte algunos tips para que tu experiencia de trabajo en casa sea tan satisfactoria como saludable

  1. Configura la iluminación

Para reducir la fatiga visual, es importante configurar una fuente de iluminación en tu espacio de trabajo. Procura elegir un lugar donde llegue una buena cantidad de luz del sol, puede ser cerca de una ventana. Si necesitas complementar la iluminación considera usar una pequeña lámpara de habitación y así conseguir la iluminación que necesitas.  

Sentir tus ojos están demasiado cansados de manera frecuentemente y tras trabajar algunas horas, es una señal para actualizar la iluminación. Es importante tanto para tu salud como tu rendimiento laboral que en tu espacio de trabajo tengas una buena iluminación.

  1. Decóralo

Puede que suene como una solución insignificante, pero está demostrado que un lugar agradable es determinante en la actitud que pone cada persona para desempeñar sus labores. Si quieres generar una sensación de calma puedes buscar alguna planta pequeña que te acompañe o si quieres que el lugar se vea estéticamente agradable procura mantener este espacio organizado y puedes así conseguir algún cuadro o póster de tu agrado.

  1. Realiza pequeñas pausas

Probablemente el consejo más escuchado respecto a mejorar la productividad en nuestras oficinas pero al trabajar desde casa forzamos en nuestra mente la idea de estar concentrados en nuestras labores por lo que solemos pasar por alto tomar pequeñas pausas. Una solución para esto es establecer tiempos para realizar pausas y hacer algún ejercicio de movimiento físico, lo cual resulta muy útil para reducir los dolores de espalda.

  1. Haz que tu espacio de trabajo sea lo más ergonómico posible

Para muchos de nosotros nos tomó por sorpresa el trabajo en casa, es probable que no tuviéramos en nuestra casa la silla ergonómica; ni los accesorios adecuados para realizar nuestras labores; y que por temas de tiempo o economía no hayamos podido adquirirlos. Sin embargo, no podemos dejar de lado la importancia de la ergonomía para nuestra salud, te presentamos algunos tips que puedes implementar para mejorar la ergonomía en tu lugar de trabajo en casa

  • Utiliza una pequeña almohada como soporte adicional del asiento de tu silla, de modo que actúe como un refuerzo de espuma provisional 
  • Haz un rollo con una toalla y ponlo en la zona baja del espaldar de la silla, de modo que actúe como un soporte lumbar provisional
  • Busca una superficie sobre la cual puedas apoyar tus pies y así permitir una buena circulación de sangre
  • Procura cambiar de posición frecuentemente, (1 vez cada hora es lo recomendable) esto evitará dolores de espalda y  cuello. 
  • No olvides la importancia de tener un ángulo de 90 grados la vista a la pantalla, esto te evitara los dolores de espalda y cuello.
  1. Adquiere productos ergonómicos

Es importante resaltar que algunas de estas soluciones son provisionales. Una silla o un accesorio ergonómico otorgan más beneficios de los que una toalla o una almohada te pueden otorgar y esto se hará evidente con el pasar del tiempo.  Para esto Intercaster te ofrece una gran variedad de sillas, muebles, y accesorios ergonómicos que harán de tu experiencia trabajando en casa mucho más cómoda. 

¡Contáctanos! Estaremos gustosos de ofrecerte asesoría personalizada respecto a ergonomía y trabajo en casa.

[email protected]

Cel: 310-5716326

Tel: 278 7351 – 372 4853

Dirección: Cra 8 #18-43 Sur